Las Wachowski quieren unir a la humanidad

Primero con Matrix, luego con Cloud Atlas, y ahora con Sense8. Las directoras parecen tener la solución para acabar con los conflictos globales: la unión.

Los anteriormente conocidos como hermanos Wachowski, y ahora como hermanas, después de hacer pública su identificación como mujeres, tienen una de las filmografías más especiales y aclamadas de la industria del cine actual. Con la trilogía Matrix, dejaron su huella en la historia del séptimo arte y de la ciencia ficción.

Pero si observamos con detenimiento los argumentos de cuatro de sus mayores obras: la inolvidable Matrix, la extraña y exquisita Cloud Atlas basada en la novela de David Mitchell, la adaptación del cómic V de Vendetta y Sense8 (su último trabajo en formato serie producido por Netflix), nos damos cuenta de que tienen algo en común. Los argumentos de estos productos audiovisuales encierran algo grande, algo de proporciones bíblicas, una esencia que invade a todos los personajes y escenarios, como un secreto a gritos sobre la verdadera naturaleza de la humanidad. Como si estas directoras quisieran decirle algo importante al gran público, algo que puede cambiar sus vidas, pero prefieren hacerlo con disimulo y recato. Creo que la magia en las obras de las Wachowski no son del tipo que desaparece al salir de la sala de cine cuando encienden las luces y desaparecen los efectos especiales. Quieren darnos qué pensar, que pensemos de verdad, sobre nosotros, sobre los que nos rodean, sobre una forma de mejorar nuestra estancia en el mundo. Yo creo que las Wachowski son activistas artísticas. No hacen su lucha montándose en barcos hacia el Polo Norte para denunciar el derretimiento de los polos o yendo a Siria a hacer un reportaje. Hacen su lucha con películas sci-fi e historias inconcebibles que ponen la sociedad frente al espejo y la retratan mucho mejor que un tratado filosófico (de hecho son muchas las comparaciones entre sus películas y teorías filosóficas que podemos encontrar en internet). Es la buena yihad a través del arte.

Y tal vez esto sea una forma exagerada de verlo propia de un fan incondicional, pero a continuación explicaré los motivos por los que un mensaje ni siquiera tan oculto nos es comunicado entre plano y plano cuando vemos algo made by Wachowski.

 

El emotivo discurso sobre la humanidad que el clon Sonmi 451 da al final de Cloud Atlas.

A las Wachowski les gusta filosofar sobre la naturaleza de la humanidad, y en Matrix abrían la interrogación a la que intentarían dar respuesta en sus siguientes trabajos. En Matrix vimos que toda la humanidad tenía algo en común, en este caso no precisamente bueno (el estar conectados a una simulación virtual controlada por las máquinas). Algo similar encontramos en V de Vendetta. Estoy convencido de que las Wachowski no eligieron al tun-tún este cómic y la novela Cloud Atlas para hacer de ellas una versión cinematográfica. En V de Vendetta también ocurre algo grave con el mundo, que a su vez incluye y afecta a todos, en este caso, a las víctimas de una dictadura distópica. Podemos interpretar estos escenarios como la visión que tienen las directoras de la sociedad en la que vivimos. Algo no va bien en la comunidad, las personas parecen estar perdiéndose algo, olvidándose de algo, viviendo sus vidas al margen de algo mucho mayor y trascendental, algo que ignoran. Tanto Neo como llegaban para salvar al resto, destapando y comunicando la verdad, la verdad es el arma contra los opresores. Una vez que la verdad es descubierta, los enemigos caen.

Estas dos películas denuncian una tapadera, una cortina, una niebla opaca que nos nubla y oculta la verdad, que nadie sabe por qué invade nuestro aire ni de dónde vino. La historia de Cloud Atlas les servirá para contar su verdad, para mostrar lo que esa niebla no nos deja ver. Esta es mi teoría: lo que la humanidad ha olvidado es que todos formamos parte de algo mayor, todos somos todos, todos somos uno.

32039AEA00000578-3483282-image-a-61_1457505727457

Las Wachowski.

Cloud Atlas cuenta seis historias diferentes, con seis protagonistas diferentes, en lugares y épocas distintas, que aun así, se conectan de algún modo. El objeto de la película era mostrar cómo las consecuencias de nuestras acciones se extienden como olas en el tiempo y afectan a las vidas de otras personas. “El vuelo de una mariposa puede causar un huracán en otra parte del mundo”. Aunque los personajes no se conocieran entre ellos, lo que hicieron durante su vida, lo que amaron y lo que soñaron sobrevive a la muerte. Un humano no es humano sin otro que le observe y se vea afectado por él. Además, todos los protagonistas en sus respectivos relatos luchan contra un mal similar, la opresión. Sonmi 451, clon-esclava de una cadena de comida basura del futuro es el esclavo negro al que Adam Ewing salva en el pasado.

Y aquí llega Sense8. Estrenada en Netflix en 2005, la serie plantea lo que ocurriría si efectivamente, algunas personas se percataran de este hecho, de lo que algunos denominarían utopía hippie comunista. En la serie, varias personas de diferentes partes del mundo que no se conocen entre ellas (al igual que en Cloud Atlas), se percatan de que existe una conexión entre ellas, y un malvado científico va tras ellos para intentar exterminarlos. Los sensates, unidos por una especie de telepatía, se ayudan a sí mismos en los malos momentos, en las situaciones de incertidumbre, de peligro. Aprenden unos de otros. En una increíble escena vemos al personaje de Capheus acudiendo al escondite de una peligrosa banda para vengarse, y allí recibe la ayuda de Sun, una empresaria coreana con conocimientos de artes marciales. En pantalla vemos a la misma Sun intercambiándose por Capheus, pero lo que en realidad simboliza este juego visual es la fuerza que le transmite Sun a Capheus, su valentía, su compañía, esa reconfortante seguridad que da saber que hay alguien en alguna parte que se preocupa por ti y siente empatía. La empatía es la palabra con la que yo definiría a Sense8. Ese conocimiento perdido que encontramos en las películas de los Wachowski. No es otro que la empatía. Hemos perdido la facultad de preocuparnos por otros y tratar de hacer las vidas de las demás personas un poco mejor. Aunque no las conozcamos, todos tenemos buenos y malos momentos, todos sentimos lo mismo, eso es lo que nos hace humanos. La humanidad podría ser una comunidad de hermanos que juntos, alcanzarían una evolución exponencial en la especie. Ese “homo sensorium” que son los sensates.

 

*****^*****

Esa común tradición entre directores y actores de colaborar juntos en varios proyectos (como es el caso de Tim Burton con Johnny Depp o de Almodóvar con Penélope Cruz) se encuentra también en menor medida en las Wachowski: vimos a Hugo Weaving en Matrix, V de Vendetta y Cloud Atlas, mientras que Doona Bae aparece tanto en Cloud Atlas como en Sense8.

39cf77b7878c5d3ce7f9f749c95d3f91

La actriz surcoreana Doona Bae en Sense8.

*****^*****

Los increíbles juegos de cámara que dan forma a Sense8, esas escenas de lucha y de sexo, esas orgías entre desconocidos unidos por la pasión. Esa cúspide de felicidad y trascendencia a la que las personas podrían llegar si regresaran a su naturaleza, como cuando eran niños, antes de que el sistema nos arrebatara algo, nos apresara con el miedo y nos atara a esa simulación virtual que mantiene la rueda girando. Puede que el sistema establecido sea el que encarna el señor Whispers, el enemigo de los sensates que intenta atraparlos a toda costa, que intenta suprimir este bello don que comparten.

¿Qué es lo que nos impide evolucionar a homo sensorium? ¿Qué es lo que nos mantiene separados, pensando que otras personas son tan diferentes a nosotros, que son el enemigo?

Si bien es posible que un plan estratégico para iluminar a la humanidad a través de Hollywood nunca haya sido la prioridad de las Wachowski, uno no deja de hacerse preguntas viendo sus trabajos altamente recomendables.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s