Lobotomizadores de cerebros millenial

Ellos antes molaban…

La masificación de youtube ha traído muchas cosas malas consigo. Ha traído una fórmula para triunfar, porque sí, la hay. Se llama copypaste, y ha existido durante mucho tiempo en diferentes ámbitos. Ahora, el copypaste en youtube se basa en vender la intimidad, clickbait, humor de preescolar y falsedad.

He aquí una lista de youtubers a los que bien les valdría la frase “¡Tú antes molabas!”. Sí, este es un juicio odioso, pero verdaderamente, en YT España hay casos en los que se nota la decadencia, la desestima por la plataforma y la obligación a continuar con el oficio aunque el río de ideas se secara hace tiempo. Estos son 3 ejemplos de creadores que ya no son lo que eran.

Nota: este artículo está hecho desde el humor con el mero objetivo del entretenimiento y la fantasía. SSN respeta a todos los creadores y esto se debe tomar con la misma seriedad que los rankings a la peor vestida, es decir: con ninguna. 

Advertimos además que este artículo contiene un anormal número de términos inventados.

Ejemplo 0: Juanmasaurus

juanmasaurus-snapchat.jpg

Este puesto es cascarilla. Él nunca moló. Contenido básico y entretenimiento vacío, risas fáciles. Colaboraciones con otros youtubers ya famosos que suben visitas y subs y pa’lante. En eso consiste el canal de este señor.

EJemplo 1: Celopán

Sus vídeos de Minecraft con voz cálida, tranquila y amistosa le diferenciaban de otros canales de gameplays, relajando a los espectadores y transportándoles a otro mundo con su charla y su buenrollismo. El haber dejado los gameplays para cambiar totalmente la trayectoria del canal y pasarse al vlogging no debería de tener nada de malo, si no fuera porque se ha pasado al bando lobotomizador de cerebros de millenial (usaré también este término más arriba). Se trata del tipo de youtuber que hace negocios sacando libros y haciendo pasar por arte algo que no es más que entretenimiento basura. Un fenómeno que me parece espeluznante es el de la intensidad vacía. En sus libros publicados, en vídeos musicales o cortos no hay más que intensidad sin venir a cuento. Como si las aventuras emocionales de este joven fueran de alguna manera más impactantes que las del resto. Saca partido del morbo al hacer referencia a rollos amorosos en sus vídeos y se une a la nueva ola de youtubers que hacen clickbait rosa: aseguran que van a dar información privada sobre sus vidas a lo GH que al final nunca llegan a desvelar. Como esos clásicos Preguntas y Respuestas que tienen como título la pregunta más picante del vídeo a la que ni siquiera contestan propiamente.

Ejemplo de intensidad vacía:

Vídeos así son como unicornios cagando azúcar rosa, son too much. Ojalá soyunapringada los degolle a todos. ¿De dónde viene tanto sentimiento ni tanta historia?, solo te han dejado por primera vez, ¡supéralo!

¿ME ENGAÑA MI PAREJA?: Ejemplo de puro sensacionalismo.

Ejemplo 2: Yellow Mellow

Melo nos tenía enamorados con sus canciones, parodias, sus originales sketches, sus vlogs en los que comentaba cualquier tema con humor y un estilo único. A veces incluso reivindicativa, como es el caso de aquella canción contra la ley SOPA. Con Melo nos sentíamos parte de la familia, como si nos tomásemos un café con ella frente a frente mientras nos descojonamos. Lo que echo en falta en este canal es autenticidad y brillo. El brillo que había en sus vídeos antes, pasión y disfrute, que se ha perdido pese a contar con cámaras más caras y potentes. Una vez más, los síntomas de declive se repiten. Títulos y miniaturas sensacionalistas que van a por el clickbait deliberadamente, a alimentar el algoritmo de la web.

En su canal secundario, MeloMore, podemos ver el modo de vida viajero de esta youtuber. Es muy común encontrar esta nueva faceta de traveller entre los influencers. ¿De dónde sacan el dinero para viajar tanto? Su contenido se basa en grabarse a ellos mismos mientras disfrutan de experiencias en otros países, vivencias que pagarán, seguramente, con sus ingresos en YT. Decir esto puede parecer fruto de la envidia y el rebajismo ¿a ti qué te importa lo que haga un youtuber con su dinero?

Pero yo aquí no hablo como crítico, que no lo soy, sino como consumidor, porque yo antes veía los vídeos de estas personas. A mí estar viendo lo feliz que es un youtuber viajando sin parar de aquí para allá acababa por estresarme. ¿Por qué? Pues por la razón más sencilla, ¡porque a mí también me encantaría poder viajar tanto! pero adivina qué, el común de los mortales, no puede permitirse con tanta facilidad ese modo de vida, mucho menos antes de los 18. Dedicar tu canal a mostrar al mundo cómo vas de un sitio a otro sin otro propósito a parte de vivir a lo grande, es narcisista y cínico. A todo el mundo le encantaría poder viajar tanto, y es cruel estar manteniéndote a base del dinero que te da esa gente que mientras te ve dice: ojalá yo pudiera hacer lo mismo.

Yellow Mellow es tan solo una de las muchas y muchos viajeros influencers que retroalimentan la rueda de visitas a base de tomarse fotos en lugares exóticos que atraen a los curiosos y dan like. Y estos likes se transforman en pasta. Me gustaría que me entendierais al tratar este punto. No tiene nada de malo el hecho de que te guste viajar. ¡Pero no hace falta que nos lo restriegues! Sé que ningún youtuber iba a tener este objetivo concreto, pero cuando yo era más joven, sentía mucha impotencia al no poder hacer lo mismo que ellos. Eventualmente, decidí no pinchar más en sus vídeos porque no quería darle mi dinero a alguien para que hiciera lo que yo no puedo hacer, y sí, me dirás que yo también puedo hacerlo si trabajo para ello, pero no me digas que esa regla de autoayuda sacada de El Secreto funciona en todos los casos. En vez de malgastar cinco minutos en ver un vídeo, puedo invertirlos en trabajar para que en un futuro sea yo el que pueda vivir esa experiencia. Es a eso a lo que me refiero, a la productividad frente a la pasividad.

Por cierto, ¿por qué Rush Smith y YM no dejan de hablar de Disney? Vale que a ambos les gusta su animación desde hace mucho, pero a estas alturas parece como si hubieran aceptado que el rango de edad de sus suscriptores no va a subir de los 15 años.

ganancias-yellowmellow.jpg

Ejemplo 3: JPelirrojo

Si antes criticábamos a la posible mamá de YouTube España, ahora vamos con el posible papá de la comunidad. JP, un Peter Pan, polémico por sus comentarios en Twitter sobre el maquillaje o los toros que llegaron a chafar una campaña publicitaria (aquel concurso de Maxibón). JP destacaba en YouTube por su energía y vitalidad, nuevos formatos y por supuesto, su música. Sin embargo, la fórmula parece haberse acabado. El elixir de la juventud no hace efecto y ciertos lemas (¡lucha por tus sueños! ¡me importan una mierda los haters!) se quedan anticuados. Sus videoblogs de exagerada duración no consiguen llamar la atención ni saltando de aviones. Su música, por desgracia, cuenta con el mismo número de detractores que de fanáticos, un equilibrio extremo que no ayuda a subir las visitas de sus videoclips.

Captura.JPG

Ejemplo de título de mierda de un vídeo de mierda.

Un mismo aura se respira en todos los canales de los que rodean ese Septiembre 13. Rush, Curricé y JP, los tres emparentados y empanados. Dejaron de innovar hace tiempo y su contenido parece solo apto para niños de 11 a 15 años, niños que ya ni siquiera mantienen la concentración en un vídeo si no tiene la cantidad de efectos y la anormalidad por un tubo de los trabajos de El Rubius. Podemos escuchar a la novia o al hermano de JP intentando cantar aunque no presenten facilidad o talento alguno para ello. Esto no es en principio una crítica, que hagan lo que quieran ¿no?, lo inquietante es esta especie de pseudoarte a lo Celopán que intenta vender una intensidad que luce más falsa que un billete de tres euros. El canal de Roenlared está lleno de tags y challenges de humor fácil, un laboratorio de lobotomización de cerebros de millenials. En su defensa diré que no es el único canal con este propósito malvado copiado de telecirco, youtube está hueco en cuanto a significado.

maxresdefault.jpg

Es desde luego admirable, sobretodo en el caso de JP, quizá uno de los youtubers con más haters de la comunidad, que siga adelante y a contracorriente, aunque se percibe a leguas que algo no funciona.

*****^*****

En conclusión, cuando decían que YouTube no tardaría en convertirse en la televisión no andaban desencaminados; no solo ya lo ha hecho, sino que incluso parece estar digievolucionando hacia algo peor en muchos casos. La audiencia joven parece no saber diferenciar entre buen y mal contenido, o tal vez sí, pero deciden ir a por el malo aun sabiendo sus consecuencias para la salud.

Captura.JPG

Fútbol, niños rata y copypaste. Eso es youtube en 2017. (Visto en la sección Tendencias)

Por supuesto, la portada de youtube siempre expondrá los vídeos más mierda, no sé cómo lo hace pero el algoritmo se ha vuelto un experto en esto.

No obstante, por supuesto quedan buenos canales en la plataforma que merecen ser descubiertos por más personas, gente que sigue creando contenido original, entretenimiento de calidad, no licuador de neuronas sino constructivo. Próximamente habrá un artículo sobre algunos de estos geniales canales que debes ver.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s