God is Gay, God is Shameless

F3417123.jpg

Showtime confirma una nueva entrega de una de las series más exitosas de su parrilla. David Nevins, CEO de Showtime, dice que la serie no solo mantiene las buenas críticas y los datos de audiencia, sino que ha conseguido aumentar el número de espectadores con su octava temporada. Nevins cree que el motivo por el que Shameless sigue siendo un éxito tras siete años de emisión es la buena reputación de la serie por su comedia retorcida y sus ricos personajes. El estreno del primer episodio de la octava temporada en Norteamérica pegó a 1’86 millones de espectadores al televisor y significó su mejor inicio desde la cuarta temporada.

 

La temporada 8, que emitía su último episodio el 28 de enero, es la más fuerte creativamente según Nevins. Y esto se demuestra con tramas como la de Ian, que se convertirá en el mesías gay, y Carl, que acabará contrayendo un prematuro matrimonio con una joven desequilibrada.

1366_20001
Frank Gallaguer continúa intentando reinsertarse en la sociedad, sin mucho éxito. Acaba haciendo de las suyas con tal de conseguir algo de dinero con el que poder financiar su jubilación.

 

El resumen (con spoilers)

En esta temporada, Fiona intenta seguir construyéndose un futuro. Tras el fracaso de la lavandería que regentó la temporada anterior, en esta ocasión acaba por hacerse con un edificio de pisos, donde tendrá que ejercer de presidenta de la comunidad y asegurarse de que todos pagan su alquiler, algo que no siempre consigue fácilmente. Se verá en un gran entresijo cuando un obrero sufre un accidente en la fachada y la demanda por varios millones de dólares, que obviamente no puede pagar. Tendrá que lidiar con la familia del accidentado estableciéndose como ocupas en uno de sus pisos. Pero no son todo dolores de cabeza lo que le conlleva a Fiona su nueva propiedad; conocerá a un apuesto manitas que empezará por arreglarle la puerta y terminará por arreglarla a ella.

Lip intenta salvar a un profesor alcohólico al que tiene mucho aprecio por la ayuda y apoyo que le brindó para mantenerse en la universidad. Lip hace lo posible para salvar al profesor Youens de la cárcel, después de que le llevaran a juicio por destrozar la pared de una casa conduciendo borracho. Pero Youens no piensa abandonar la bebida, no quiere ser ayudado, lo que hace sentir a Lip impotente. “I choose booze, a long time ago. You don’t like what you see, don’t look” le dice Youens, en una de las escenas más emotivas de la temporada. Lip es quizá uno de los personajes que mayor evolución psicológica tiene a lo largo de la temporada, empieza a tomar conciencia del riesgo que supone para él la bebida, asume responsabilidades con Sierra, la camarera con la que salía y hacia la que aún se siente atraído, y empieza a buscar una relación más íntima en lugar del cotidiano sexo sin compromiso característico en él.

mv5bzgy2y2jlzgutzjk3zc00zdbklwi4mwutowuxyjzmytq4y2e2xkeyxkfqcgdeqxvynjc5mjg0nju-_v1_sy1000_cr006661000_al_
Fiona, propietaria de un bar y ahora también de un bloque de pisos, no se rinde en su búsqueda de un futuro estable.

Carl Gallaguer descubre que puede ganar dinero encerrando a jóvenes drogadictos en el sótano durante un tiempo a modo de centro de rehabilitación, y una de sus pacientes, Kassidi, consigue enamorarle y le engatusa para que la libere. Kassidi, interpretada por Sammi Hanratty, proviene de una familia de clase alta, y ella solo quiere escapar de esa burbuja de comodidad para vivir aventuras temerarias con un chico malo. Está completamente loca, y acaba haciendo que Carl se case con ella amenazándole hasta con suicidarse. Nos da momentazos como el de su emoción al estar a punto de morir en un tiroteo en la calle y las selfies que se toma con un hombre muerto. Pero no está dispuesta a aceptar que Carl se separe de su lado y hace lo posible, hasta atarle a la cama con esposas, para que no vuelva a la escuela militar.

La trama de Ian es surrealista y esperanzadora. Un encontronazo del personaje con un cura homófobo que intenta convencer a un joven de que su condición sexual será castigada por Dios, queda grabado y se vuelve viral en YouTube. Ian gana seguidores y popularidad entre la comunidad lgtb y se gana la reputación de salvador. Llena el aforo de una iglesia y da discursos incendiarios a favor de la inclusión. Recibe incluso apoyos de otros clérigos que apoyan su causa, y pronto verá su imagen impresa en camisetas con el título de El Jesucristo Gay, venerado por lo que empieza a ser un ejército. Por supuesto el fenómeno acaba por irse de las manos, dejando de por medio una impresionante escena en la que Ian hace explotar un coche en una misión por proteger a un joven huido de su conservadora familia.

Captura
Ian Gallaguer, en esta temporada es un héroe imparable e inmortal.

Debbie, por su parte, da lo mejor de sí misma para sacar adelante a su hija, y le da un yuyu al casi quedar embarazada de nuevo. En el episodio A Gallaguer Pedicure, Frank acaba cortando varios dedos del pie de Debbie gangrenados tras sufrir un accidente trabajando. Arrancárselos ella misma es la única solución ya que no puede pagarse la operación. Esta y la explosión del coche tras Ian dando un discurso pro igualdad son algunos de los momentos más badass.

Liam, el pequeño de los hermanos, acaba siendo usado por Frank para sacar partido de los contactos que su hijo hace en el colegio de ricos al que asiste. También intenta aprovecharse de la creciente fama de Ian para vender merchandising, y, en resumen, seguir aprovechándose como sea de los que le rodean.

Kev y V siguen protagonizando muchos puntazos cómicos de la serie, como el descubrimiento del fetiche sexual de V y los esperpénticos intentos de Kev por complacerla. Pero esta vez cobra importancia la figura de Svetlana. Por fin consiguen ganarla en su propio juego y recuperan el Alibi. Svetlana saca su lado más profundo y muestra la envidia y frustración que siente tras el reencuentro con una vieja amiga que ha conseguido cazar un sugardaddy y está experimentando, a su manera, el sueño americano que ambas deseaban vivir.

El futuro

Shameless seguirá siendo igual de interesante en su novena temporada. Los niños están creciendo, y si su objetivo principal siempre ha sido sobrevivir como sea, de momento lo están consiguiendo. La serie, paralelamente, también ha conseguido sobrevivir al paso de los años. Puede que después de todo, Shameless se acerque a un final feliz, gracias al inquebrantable carácter de los Gallaguer y a la fuerza que les corre por las venas, que se nos contagia con cada episodio. Ganas de vivir, ganas de apostar por un futuro mejor.

Aquí un par de las mejores canciones que han formado parte de la BSO:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s