Cuánto dinero

Cuánto dinero harías, si pudieras poner un contador en tu red de pensamientos, en el caudal de ideas que fluye a raudales como en un río con corrientes salvajes. Para cobrar a los culpables que se cuelan en tu mente y la ponen a dar vueltas sin tu consentimiento. Si pudiera usarse el flujo de chispas que iluminan constantemente tu mente como fuegos artificiales, tal y como se usan la fuerza del viento y del agua para generar electricidad.

Cuánto dinero haría yo si colocara un radar de velocidad para las infinitas preocupaciones, dudas y deseos que cruzan mi cabeza todos los días. Si los miedos fueran vientos del norte y las visiones de futuro rayos de sol, construiría en cualquier área del campo cerebral una red de molinos y placas solares.

La gente que hace muchas cosas suele ganar dinero, pero, ¿y la gente que piensa mucho? Claro, están los filósofos, pero ellos además de pensar mucho, saben pensar bien. Habrá gente que no sepa pensar, pero piense mucho, y muy rápido. Qué posibilidades hay para ellos. Habrá que construir una batería que se pueda llenar a partir de reflejos neuronales. Por otro lado, la gente que hace muchas cosas pero las hace mal, ¿ganan dinero? Supongo que si se ponen a trabajar en una fábrica de objetos china, de las que montan y ensamblan esos juguetes luminosos que encuentras en los bazares, sí podrían hacer buen dinero. Pensar tanto solo trae ansiedad y agobio, pocas veces algo bueno. Tanto oleaje mental acaba por hundir barcos de esperanza.

Alcanzo estos desvaríos solo porque me preocupa la inutilidad de pensar y de sentir, que el que siente con mucha fuerza no consigue nada con ello más que dolor al final. Qué será de los que sienten mucho, serán ellos quizá los que se conviertan en artistas, y hagan dinero con sus obras, sus películas y sus cuadros. Y el que sea demasiado empático, que empatice sin remedio con una persona o con una planta, con seres reales e irreales, con paisajes y animales. Tal vez sea el idóneo para escribir y vender guiones, pues no habrá otro mejor preparado para el oficio que el que, sabiendo lo que siente y padece el personaje, pueda adivinar con exactitud lo que este diría en una situación ficticia. O podría convertirse en médico, ya que se pondría a luchar de inmediato contra la enfermedad del paciente como si la padeciera el mismo. En ambos oficios se gana dinero. Debería hacer dinero también el empático, para sacar al menos algún provecho de una cruz como esa.

Para ser artista habría que saber sentir mucho y saber hacer mucho también, condición que pocos cumplen. Es difícil tenerlo todo.

Emociones tan fuertes como las que evoca la música, o una película, o una fotografía antigua que trae buenas memorias. La nostalgia es otro sentimiento fortísimo. Si se pudiera construir un catalizador de intensidades psíquicas, para colocar en una sala de cine y encender justo al final, cuando los protagonistas se besan. Cuántas ciudades podría llegar a iluminar tan solo ese momento. Una máquina que encender al abrir un álbum de fotos de cuando eras un joven estudiante con muy poco resuelto aun, para alimentar con el flujo de recuerdos, que cuando vuelven después de mucho tiempo, regresan con una fuerza destructora que quiere acabar con el momento presente y dejar tu mente libre para el recuerdo, dejando todos los sentidos atentos a él. La nostalgia puede funcionar como una marea alta, que mueve turbinas y se usa como fuente de energía desde hace mucho tiempo.

Más de uno sería rico con esta invención, y habría quien se convertiría en multimillonario en una sola noche, como en el caso de dos personas que se quieren de verdad y deciden marcharse juntas. Con la cantidad de adrenalina y fuego cerebral que una situación así puede generar, les daría de seguro para vivir unos meses tras su huida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s