Día dos de desconexión

Mi nombre es Natalia y quiero compartir con vosotros a través de este diario cómo es mi vida sin móvil, algo que aparentemente parece una simple estupidez pero que alberga la ruptura de una rutina, la adaptación a un nuevo ritmo de vida y la dependencia tan asumida que tenemos a nuestros teléfonos.

LEE EL DÍA 1 AQUÍ: Diario de una desconexión o cómo es la vida sin móvil

 

Día 2 de desconexión

El día comenzó tarde y mal. El despertador analógico sonó, pero mi cabeza asimiló que si volvía a cerrar los ojos la alarma volvería a sonar de nuevo, tal y como lo hacía cada mañana mi teléfono. Así fue como me perdí la primera clase de esa mañana. Esa mañana fue la primera vez que eché de menos mi móvil, aunque no sería la última.

El resto del día se sucedió con normalidad, no lo necesité porque pasé el tiempo con mis amigos en universidad, estaba lo suficientemente ocupada para ni acordarme de él. El problema ocurrió unas horas más tarde.

Realizo un programa de radio todos los miércoles y soy la encargada de subir contenidos a las redes sociales, y como es evidente, ese día no podría hacer mi trabajo. Lo cual me frustraba a la vez que intentaba asimilarlo.

 

<<me di cuenta de lo fácil que es sentirte fuera de esa burbuja que se crea en las redes sociales>>

 

Quizás lo peor viene cuando eres consciente que el hecho de no tener móvil te impide realizar muchas de las actividades que harías con él. El mayor ejemplo de esto sería los trabajos en grupo que se deciden acabar en casa. Para poder conseguir eso se necesita un contacto continuo con el resto de los integrantes, cosa que yo no podía hacer de forma natural. Al final tuvimos que hablar por MD de Twitter, lo cual lo hizo más incómodo y lento.

Ese día me di cuenta de lo fácil que es sentirte fuera de esa burbuja que se crea en las redes sociales, estando a penas un día desconectada fui consciente de que mis amigos comentaban cosas que solo habían pasado en WhatsApp y que no me enteraba de absolutamente de nada. La vida en las redes sociales va mil veces más rápida de lo que podemos ir nosotros.

 

Imagen de portada: Dibujo de Diego Mir para El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s