CRÓNICA DE LOS AMERICAN MUSIC AWARDS 2019 #AMAs

Cover picture CREDIT: JC Olivera/Getty Images

 

En Sick Sad Nation hemos trasnochado para poder contarte antes que nadie cómo ha sido esta nueva entrega de los famosos premios norteamericanos, una gala que se codea con los Grammy o los MTV Video Music Awards situándose como una de las noches más importantes para la música a nivel internacional.

La encargada de abrir la gala fue Selena Gomez, que se subió al escenario para interpretar su balada ‘Lose You To Love Me’, el primer adelanto que la cantante publicó de su próximo álbum. Vocalmente hablando, no puede decirse que la noche empezara muy bien; si bien es conocido que Gomez no destaca especialmente por tener un talento vocal descomunal, esta vez los nervios le impidieron empezar con buen pie, dejándonos una primera actuación incluso más desentonada de lo que nos tiene acostumbrados. No obstante, en cuanto la ex-maga de Waverly Place transformó el escenario y la retransmisión cambió del blanco y negro al estallido de color para cantar su segundo single ‘Look At Her Now’, Selena consiguió encarrilar la actuación y terminarla de buena manera, con energía y baile ‘on point’.

A continuación actuó Ciara, bailarina y cantante estadounidense que, después de interpretar su pegadiza ‘Melanin’ junto a sus compañeras, habló a la cámara para agradecer haber sido escogida como la presentadora de la gala. Poco después sería entregado el primer premio de la noche. Billie Eilish salió a recoger el Premio a Mejor Artista Alternativo, arrebatándoselo así a Imagine Dragons, y a Panic! at the Disco. La jovencísima galardonada agradeció en primer lugar a sus fans, y expresó su excitación por concentrar las miradas de todos los presentes en la sala diciendo que ella ha crecido viendo y admirando a muchos de los artistas allí presentes.

Tras Eilish, sería Halsey la segunda en recibir un AMA, llevándose el Premio a Mejor Canción Pop/Rock gracias a ‘Without Me’, tema que la artista lanzó el año pasado. Este fue sin duda un momento importante para Halsey, que se llevó el primer AMA de su carrera, recogiéndolo con un discurso agridulce en el que agradeció a los fans y dejó caer que ceremonias como esta “no siempre son lo que parecen”. Se quedaron sin este premio, por tanto, Lil Nas y Post Malone.

Tras las palabras de Halsey, la modelo Tyra Banks cogería el testigo para presentar la siguiente actuación. Llegó el turno de la rapera y cantante Lizzo, que presentó su emotivo tema ‘Jerome’, perteneciente a su último álbum Cuz I Love You. Esta intervención cierra de la mejor manera el increíble año que arrastra la rapera, que si bien lleva publicando música desde hace años, ha sido en 2019 cuando ha rascado el cielo. Él éxito de su ‘Truth Hurts’ y de su letra viral “Me hice un test de ADN, resulta que soy 100% esa zorra” le ha valido ocho nominaciones a los Grammy y un featuring con Ariana Grande para resucitar la canción ‘Good as Hell’.

Lizzo iluminó literalmente el escenario al pedir a los asistentes que encendieran la linterna de sus teléfonos móviles, y nos dio sin duda una de las mejores actuaciones de la noche junto a Camila Cabello o Taylor Swift. Se permitió quedarse estática y dejar que fuera la cámara la que diera vueltas alrededor de ella durante toda la actuación, en la que no hicieron falta más artificios para asombrar a todos; Lizzo sacó un desgarrado torrente vocal capaz de explotar todo el sentimiento de la canción. Culminó la actuación con unos fuertes e icónicos alaridos que seguramente canalizaban la excitación de la cantante por encontrarse en aquel escenario.

Lizzo interpretando ‘Jerome’. Picture: Rolling Stone

Después, Thomas Rhett continuó la fiesta con su tema ‘Look What God Gave Her’, que cantó mientras se paseaba junto a los fans que gritaban de emoción ante un Rhett simpático y sensual.

Shawn Mendes y Camila Cabello subirían acto seguido al stage de los AMA para interpretar (de nuevo) ‘Señorita’, con una Camila que intentó subir la temperatura de la sala al máximo, con iluminación suave y cálida y unos rozamientos con Mendes clavados a los que ya tuvo con él en los pasados VMA’s. Esta fue, en resumen, una actuación calcada a la que ya dieron en estos premios el pasado 26 de agosto. Aun así, no hay que obviar la inmejorable compenetración en sus voces, los gritos del público cuando Camila se abalanzó sobre Shawn en un momento dado y, sobretodo, las caras de Taylor Swift viéndoles, que las cámaras enfocaban por lo quijotesco de estas.

Precisamente, hay que seguir hablando de Taylor ya que sería la siguiente premiada, recibiendo el reconocimiento a Mejor Álbum Pop por ‘Lover’, quitándoselo de las manos al ‘Thank u, next’ de Ariana Grande y al ‘When We All Fall Asleep, Where Do We Go?’ de Eilish.

La renacida Ke$ha actuaría a continuación junto a Big Freedia para cantar ‘Raising Hell’, su último single, con un decorado de vidrieras de Iglesia y unos bailarines entregados. La cantante ofreció un buen espectáculo en el que puso a todos a bailar con el pegadizo saxofón del estribillo, que además se permitió sonar más libre que en la versión de estudio (no sé si estaría interpretado por un saxofonista en directo o no, pero se agradeció la naturalidad con la que sonaba por los altavoces).

Ke$ha nos dio una sorpresa a todos cuando decidió interpretar una segunda canción: una acelerada y vertiginosa ‘Tik Tok’ que nos devolvió a todos al pasado e iluminó las caras de los presentes en el recinto de Los Ángeles.

Más tarde, la legitimada del R&B Toni Braxton tomaría el escenario para cantar ‘Un-break my heart’, que removió a los más nostálgicos. Tras Braxton, la gala volvería a entregar un galardón, esta vez a Mejor Álbum Country, que se llevó el ‘Cry Pretty’ de Carrie Underwood.

Tyler The Creator introduciría, tras el desenfadado y ágil discurso de Underwood y no sin antes recordar el lanzamiento de su álbum ‘Igor’ el pasado mayo, a Billie Eilish, que incendió el escenario con su performance de ‘All the good girls go to hell’. Vestida con una de sus características sudaderas holgadas y un largo pelo negro con las puntas teñidas de verde, la misteriosa chica de diecisiete años ennegreció los AMA, que quedaron iluminados tan solo por las llamas. Con el desparpajo vocal marca de la casa, planteó una buena actuación que acabó de la forma más Eilish posible: acercándose a la cámara hasta intimidarnos con una espeluznante mirada fija, que rompería al final para sacar la lengua y sonreír como un vacile total que sus fans aplaudieron.

Llegó el turno de entregar el AMA a la Mejor Colaboración del Año, y Shawn Mendes y Camila Cabello volverían a ser el foco de atención tras llevarse el galardón por ‘Señorita’, subiendo al escenario y dando sus discursos con su respectiva carga de tensión amorosa. Otras nominadas como ‘Shallow’, de Lady Gaga y Bradley Cooper, la de Post Malone y Swae Lee ‘Sunflower’ o el ‘Old Town Road’ de Lil Nas quedaron eclipsadas por la pareja.

El siguiente premio en entregarse fue el de Mejor Nuevo Artista del Año, categoría en la que Billie Eilish se robó su segundo AMA de la noche, quitándoselo de las manos a Lizzo, Ella Mai, Lil Nas y Luke Combs.

La siguiente ronda de actuaciones estuvo protagonizada por Halsey, que llevó su ‘Graveyard’ a un escenario blanco minimalista que acabaría manchando entero con pinturas, al que acudió acompañada de tan solo una bailarina. Los siguientes fueron ni más ni menos que la legendaria banda Greenday. Presentados por Billie Elish, que recordó cómo Greenday fue su banda favorita de joven (y tiene diecisiete años), los rockeros supusieron una pausa al pop dominante en la gala, que interpretaron sus míticas ‘Father of All’ y ‘Basket Case’.

Tras el desfase del grupo estadounidense, sería entregado el AMA a Mejor Álbum Rap/Hip Hop, que se llevaría un tímido y agradecido Post Malone, a causa de su tercer álbum de estudio ‘Hollywood’s Bleeding’.

Malone salió del escenario para que este pudiera ser ocupado por Camila Cabello, que interpretó, esta vez en solitario, su canción ‘Living Proof’, aprovechando su momento estelar para hacer alarde de un gran registro vocal. En Living Proof, Cabello entonó graves y agudos con bastante agilidad, sumado todo ello a una coreografía.

A continuación, los tres hermanos más famosos en la actualidad cogerían el relevo. Los Jonas Brothers cantaron su nuevo tema ‘Only Human’, que pareció gustar al estadio californiano.

TAYLOR SWIFT, LA ARTISTA CON MÁS AMAs DE LA HISTORIA

Sin duda, el momento que siguió a la actuación de los Jonas es el que más dará que hablar de toda la gala. La célebre compositora Carol King presentaba, sin ahorrarse ni escatimar en elogios, a la ex-country Taylor Swift, que se llevaría el premio a Mejor Artista de la Década, posiblemente el galardón más importante de la noche, más aun teniendo en cuenta de quién estamos hablando. Swift suscitó la polémica tras conocerse que estaba en conflicto con el empresario Scooter Braun, que habría intentado arrebatarle los derechos de su propio catálogo musical, una situación muy comentada en Twitter después de que la cantante incluso dudara de su capacidad para actuar en la gala de los AMA.

Sin embargo, tras haber llevado a cabo un fantástico medley de sus mayores éxitos, entre los que destacan ‘I Knew You Were Trouble’, ‘Blank Space’ o ‘Shake It Off’, cantando esta última junto a Halsey y Camila Cabello como en un Bang Bang improvisado, la artista se coronó como la más icónica de la noche. Su actuación era la más esperada, y después de que se llevara, además, el AMA a Mejor Artista del Año, el éxito y superioridad de la cantante se estableció de forma incuestionable. Taylor se ha comido este título al que también estaban nominados Drake y Ariana Grande, ¿qué ha pasado con Grande esta noche?

Esta ha sido la noche de Taylor Swift, en la que ha demostrado estar haciéndole frente a esas batallas legales y ha agradecido a su actual discográfica, Universal Music, su buen trato con ella.

Tras estos reconocimientos, Swift ya es la artista con más premios AMA de la historia, cargando esto a sus espaldas junto a ser la responsable de la gira estadounidense que más dinero ha recaudado en la historia.

Lil Nas recibiendo el AMA a Mejor Canción Rap/Hip Hop

Tras el terremoto de Swift, se sucedieron más galardones y actuaciones, y pudimos alegrarnos por fin por Lil Nas, que obtuvo un merecido premio a Mejor Canción Rap/Hip Hop por su viral ‘Old Town Road’ junto a Billy Ray Cyrus. El moderno cowboy vestido de verde irrumpió de esta forma como otro de los nombres destacados de la noche.

Christina Aguilera actuó junto A Great Big World para interpretar su nueva colaboración ‘Fall on Me’. Aguilera iluminó a todos con una inimitable voz, como es habitual en ella. Post Malone y Dua Lipa serían los encargados de ir acabando la noche, que finalmente cerraría la canadiense Shania.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s