Cómo La Veneno se enfrentó a Vox antes de que existiesen

La conocidísima artista que murió hace tres años, y según algunos, en extrañas circunstancias, dejó un vastísimo legado a su paso por los platós de España, llegando a ser un icono de empoderamiento para todo el colectivo LGTBI.

Pero concretamente, a su paso por Esta noche cruzamos el Mississippi, el programa de los 90 al mando de Pepe Navarro, que ayudó en el estrellato de la artista dándole una plaza en el show, nos deja reliquias que son dignas de desempolvar, y es que es en ese entonces cuando podemos ver la cruda realidad que vivió La Veneno, que se expuso con cierta inocencia y bondad a un público machista y retrógrado que acostumbraba a reírse de sus desgracias, más que a compadecerlas.

Captura de pantalla 2020-01-17 a las 12.01.29

En este post recuperamos una de esas intervenciones de La Veneno, por lo llamativo que resulta encontrar similitudes con la realidad actual de nuestro país. El programa, que se encuentra a día de hoy subido a YouTube con el título de “La Veneno contra un legionario homófobo”, ha sido comentado por muchos usuarios, que al igual que el que escribe, encuentra en Juan Mesa, un activista político que acude a enfrentarse a La Veneno y aboga por recuperar “la grandeza de España”, una clara metáfora de lo que puede ser Vox en la actualidad.

Como digo, no me atribuyo yo la gracia de comparar a este hombre con Vox, ni muchísimo menos, sino que recojo el apunte de varios comentarios que encontramos bajo el vídeo. Lo único que trato, por tanto, es de mostrar el contenido para que el lector reflexione por su cuenta sobre por qué a estas personas les resulta parecido el discurso de Juan Mesa con el del partido de Abascal, (probablemente, no resulta difícil establecer la asociación).

Captura de pantalla 2020-01-17 a las 12.02.23Captura de pantalla 2020-01-17 a las 12.02.53

Nada más comenzar, el legionario envía descalificativos e insultos hacia la artista, respondidos de forma espléndida con la habitual gracia y desparpajo de Cristina La Veneno. Cuando Navarro da paso al vídeo de introducción de Mesa, vemos que este acude al programa en defensa del club “Furia Española”, del que es presidente. Juan Mesa presenta la asociación como “los únicos capaces de sacar al país de la crisis”, y reivindica que hay que “recuperar ese orgullo español, perdido” y “la grandeza española”. El profundo machismo de Mesa chorrea a borbotones, con comentarios como “solo hacéis chapuzas sexuales” o “coged a la primera mujer que tengáis a mano, y hacerle un hijo”, aludiendo el problema de natalidad de España que vuelve a estar presente en la actualidad de hoy. Mesa se define como “uno de los pocos machos españoles que quedan”.

 

<<usa los valores tradicionales para atajar los vicios de la sociedad moderna>>

 

El exlegionario “usa los valores tradicionales para atajar los vicios de la sociedad moderna” como apunta Pepe Navarro. A lo que Mesa señala que “el país se está amariconando”. Mesa alude también al “aumento de ventas de consoladores con pilas alcalinas”, crítica que nos hace reír si recordamos la polémica que el reciente éxito del Satisfyer está teniendo. Para Mesa, desde luego que esto es un problema, que teme que se están perdiendo los ‘machos’. Con sus constantes referencias a la crisis económica, el auge de los consoladores y el problema de natalidad, los símiles con la actualidad están servidos.

Por supuesto, La Veneno, perpleja ante la sabiduría desprendida por este hombre de paleta ibérica, no podría responderle otra cosa que “¡pero si tú eres más maricón que un palomo cojo!”, pero no es este el punto al que queremos llegar.

Captura de pantalla 2020-01-17 a las 12.02.02Captura de pantalla 2020-01-17 a las 12.01.41

Ante los “¡Digo!” de la artista, Mesa corre a decir que a Veneno lo que le falta es trabajo duro en un “campo de concentración”, “pico y pala”, asegura. Además, la acusa ni más ni menos de “viciosa” y “corruptora de niños”, y la define como alguien que “no quiere trabajar”.

Las acusaciones de “vaga” con las que Mesa reprendió a la Veneno han de recordarnos, evidentemente, a la actualización de la Ley de Vagos y Maleantes en 1970 con la que Franco incluyó los “actos homosexuales” en aquellos penados por la que se rebautizaría como Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social. Eldiario.es recoge el testimonio de un hombre afectado por esta ley en el 53, que se quejaba de su condena alegando: “¡Corruptor de menores y escándalo en la vía pública! ¡No he sido ladrón, ni maleante, ni mala persona! El único motivo para ser detenido era ser maricón”.

 

<<con sus constantes referencias a la crisis económica, el auge de los consoladores y el problema de natalidad, los símiles con la actualidad están servidos>>

 

Queda en la responsabilidad del lector llegar a sus propias conclusiones sobre si Juan Mesa responde de alguna manera al estereotipo que Vox acarrea en la actualidad, si bien pueden añadirse algunos matices.

VOX

La Vanguardia recoge en una noticia del año pasado que Francisco Serrano, un diputado de Vox, aseguró que “uno de los factores que más ha influido en el “hundimiento” de la natalidad es la legalización del aborto, a lo que ha sumado la “crisis” de la familia, la concepción del amor y la ideología de género“.

Una de las medidas estrellas de Vox incluidas en su programa electoral, es la de la Creación de un Ministerio de Familia: la promulgación de una ley orgánica de protección de la familia natural que la reconozca como institución anterior al Estado. Por supuesto, en esta “familia natural” no tienen cabida aquellas participadas por miembros de la comunidad LGTBi, que se verían por tanto penalizados ante este Ministerio ideado por un partido que prioriza la adopción para matrimonios hombre-mujer, y deja para las parejas homosexuales los niños “que no quiere nadie”, como apuntó Santiago Abascal en El Hormiguero.

Cabe mencionar el denominado ‘PIN parental’ que Vox está tratando de aprobar en la Comunidad de Madrid y en Murcia con el objetivo de evitar que los chicos y chicas “sean adoctrinados” en materia LGTBI y violencia de género, que facilitaría a los padres frenar la asistencia de sus hijos a actividades que educaran en el conocimiento de la existencia de la diversidad sexual y en el respeto a la mujer.

Uno puede preguntarse qué clase de padres harían uso de esta ley. Podríamos usar de ejemplo al excandidato de Vox al Congreso, el historiador Fernando Paz, que dijo en una intervención en Intereconomía allá por 2013: “Si mi hijo dijera que es gay, trataría de ayudarle. Hay terapias para reconducir su psicología”, comentario naturalmente homófobo frente a lo que explicó que, a sus hijos, “yo les quiero educar en mis valores y normas”. Declaraciones como esta hicieron insostenible la participación de Paz en el partido, que presentó una renuncia el pasado año.

La Veneno zanja el ‘debate’ con Mesa describiendo con lucidez al invitado como un “maricón reprimido”, destruyendo por completo al exlegionario con sus implacables respuestas.

Por suerte, la asociación “Furia Española” no debió llegar muy lejos, ya que no volvió a conocerse nada mas de ellos. Todo el legado de aquel Juan Mesa parece haberse reducido a alguien preguntándose en forocoches, ¿qué fue de Furia Española?

El machismo del Mississipi

Basta ver unos cuantos vídeos de aquel programa que dio a conocer en toda España a La Veneno para darse cuenta de que el trato que el presentador, Pepe Navarro, y el público tenían con ella, sirve como reflejo de aquella época digna de aparecer en un libro de historia.

Navarro ponía a Veneno en una posición de inferioridad en muchas ocasiones, mientras que el público se reía de las vivencias que la artista contaba, que acostumbraban a ser horribles anécdotas de malos recuerdos de su vida en el pueblo de Adra, Almería, de forma superficial y cínica, sin darse cuenta de que, tras el carácter fuerte e impasible de Veneno, se escondía una persona profundamente dañada. En el vídeo que concierne a este artículo, por ejemplo, vemos como Navarro expulsa a Veneno del plató unos minutos, tan solo por responder a los insultos de Mesa.

Navarro solía ilegitimar el soez vocabulario de Cristina y le hablaba con condescendencia, en ocasiones riéndose a plena vista de ella, poniéndose de lado de sus detractores más que del de la propia colaboradora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s